‘Otra vez la vergüenza’

Con la pluma del Faycan, reflexión del concejal del PSOE Gregorio viera en El Mostrador de Ezequiel López

No es que se hubiese ido, la vergüenza, ¡no que va!, pero no cogía tanta fuerza hasta que este lunes se iniciara la vista oral del macro juicio por el caso Faycan. Se inicia así uno de los juicios más esperado en el panorama político canario por casos de corrupción y no es el único, pero es el caso que ha puesto a nuestra ciudad, Telde, nuevamente en la cabecera de todos los rotativos y medios de información a nivel nacional.

Desde el año 2009 llevamos esperando un juicio que se ha dilatado mucho tiempo, demasiado tiempo, diría yo, y ahora que se inicia, se sacan de la chistera un acuerdo para que 20 de los 28 imputados e imputadas se declaren culpables de los delitos de los que se les acusan para aliviar en parte su condena y pasen por tanto a ser testigos en vez de imputados.

No soy jurista, por lo tanto mi juicio de valor carece en principio de rigor jurídico, pero después de debatirlo en grupos de amigos, compañeros y compañeras de trabajo, de ciudadanos y ciudadanas anónimas de Telde, nos asalta la misma inquietud, nos roban, según reconocen y sus condenas se reducen considerablemente, por reconocer que la trama existió y se beneficiaron de ella. Maldita hemeroteca que por aquel entonces decían que era un invención, una persecución por aquel entonces de quien fuera ministro de justicia, Juan Fernando López Aguilar. Incluso su presidente nacional, hoy presidente del gobierno el Sr. Rajoy y el Sr. Soria ex presidente del PP Canario, ex ministro y venido a menos después de la aparición de los papeles de Panamá, acusaran que todo se debía a una persecución del Ministerio y la Fiscalía.

No haré juicios paralelos de esta trama, respeto a todas y cada una de las personas inculpadas y tengo para ellas la presunción de inocencia, pero este reconocimiento a nivel personal que hacen, denota que su culpabilidad es cierta.

Que se corrompieron, que corrompieron y, se lucraron por su relación con la administración o bien formaban parte de ella, ya se que hay más casos, muchos más casos y que afectan a muchas formaciones políticas y personas de su entorno, lo se, pero no quita para que sienta vergüenza por casos como estos que nos sitúa en la diana o epicentro de la corrupción y encima, los premiamos con rebajas sustanciales de sus posibles condenas. No entiendo como después de todo lo pasado y lo que aún queda, se pueda despachar este asunto sin más.

Todavía nos queda juicio para rato e iremos conociendo las entregas de dinero para sobornos por estas o aquellas adjudicaciones, la libreta de la difunta Toñi Torres tenía muchas anotaciones, pero no solo de dinero, según el juez instructor Garcia-Satoca, también de personas a las que les hacia favores y que hoy día trabajan gracias a “su intermediación” para engrosar la plantilla municipal.

Nada nuevo en el horizonte, todos y todas tienen una versión de los hechos, el tiempo los pondrá en su lugar, aunque ese lugar sea alterado por procedimientos exculpatorios o reducción de condenas. Cuando la vida política la conforman personajes tóxicos y que su mayor interés en lo público pasa por su interés personal, debemos expulsarlos de ella, evitar seguir contaminado el sistema y los partidos políticos tenemos la obligación de denunciarlo, evitando en sus filas personajes que vengan a lucrarse o ayudar a que se lucren.

La estrategia empleada por quien preside la sala ha cogido con el pie cambiado, inclusive a los abogados defensores de las personas imputadas, la colaboración con la justicia siempre ha existido y por ello se obtiene un tratamiento atenuado en relación al delito cometido, soy de los que creen en los programas de re-inserción social, proyectos de re-educación y mejora a nivel psicosocial, educacional y laboral de las personas que están en la cárcel, cumpliendo condena por el delito cometido, pero estos, no van a ir a la cárcel, ni siquiera devolverán lo que se llevaron, será lícito, pero no es justo, ni es decente y conduce a delinquir sin problemas, total luego lo reconoces, te arrepientes y encima le damos una palmadita en la espalda, que vergüenza…, con la pluma del Faycan.

Pruebe también

La tertulia ‘insular’ en El Mostrador… ‘la vestimenta del Carnaval a debate’

Una semana más, como cada 15 días, los contertulios se dan cita en radio Faycan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *