El Comentario – Pagarán – Ezequiel López – 30-10-2017

Yo sé que se quiere dar una bonita imagen de gestión y de estar por encima de las pequeñeces. El tamaño de las pequeñeces las miden ellos mismos, por lo tanto nunca habrá acuerdo entre las pequeñeces de andar por casa. Luego están las políticas de altura, ahí también cada uno tiene el metro a convenir. Digo esto por lo que parece que sucedió el viernes pasado en el pleno, donde hubo algo de bronca de balcón de calle de barrio, no atendida por los servicios básicos de limpieza, provocando un malestar en el ambiente donde por cualquier cosa se pueden poner a caer de un burro, un vecino con otro, ¡pos eso, parece que ocurría en el mismísimo Salón de Plenos, con un tema tan delicado como los Servicios Sociales!.

Los Servicios Sociales se han convertido en un tema espinoso políticamente para este mini gobierno, adquiriendo el grado de tema engorroso, como lo son los denunciados temas económicos nunca resueltos y muy bien anunciados que se iban a desvelar en el comienzo de legislatura, con auditoría interna y demás cuestiones, haciendo famosa la cuenta 413, que parecía inventada por el anterior gobierno, siendo un grave error para los que así pensábamos, pues según se descubre, se puso en marcha precisamente con la actual concejala de Economía y Hacienda siendo alcalde Paco Santiago. Al final lo que comenzó siendo un descubrimiento y además se iban a conocer facturas duplicadas y más cosas feas que, supuestamente, dejaron hechas los que gobernaban en la anterior legislatura. Aún estamos esperando por saber de ellas, igual nos sorprenderán o igual todo se queda en humo.

La Economía y los Servicios Sociales han sido dos cuestiones que no terminan de coger resuello en este Gobierno municipal, y lo digo desde la responsabilidad, lo digo desde lo que se ha padecido en un lugar y otro, en lo económico saben que somos el Ayuntamiento que más tarde paga, no somos el Ayuntamiento que cuenta con la alegría de poder ofrecer al proveedor una fecha de pago cercana, no, lamentablemente la realidad nos coloca, según leíamos hace unos día en teldeadiario.com, que en agosto de este año pagamos a 386 días, más de un año de demora para cobrar la factura que presenta usted en el Ayuntamiento de Telde por cualquier compra ordinaria. Compras que seguro que revisarán los precios, pues aquellos que se piensan, que como pagan tarde, pues lo que vale 3 euros lo cobran a 7 y tan felices los cuatro, eso no se dará, me imagino, pues será delito si se permitiera, me imagino yo, otra cosa es que la ley le permita intentar cobrar interés por no cumplir los plazos estipulados por la Administración, ¡por cierto!, cuando llegaron a esta legislatura, en junio del 2015, se pagaba en un periodo medio de 101 días, la cosa no ha mejorado, sabemos de la preocupación de la alcaldesa por buscar remedio a esta situación, que no le da una imagen en el exterior como una institución de confianza, pues la cosa no ha ido a menos, la cosa ha empeorado.

En los Servicios Sociales, le consta a todos los que han escuchado a la alcaldesa, de su interés por cuidar e intentar que esa concejalía sea más que eso, sea o fuera un lugar donde de verdad se reflejara lo que ella y su formación habían anunciado en su campaña electoral, lo han intentado, lo seguirán intentando, pero de nuevo se ha tropezado con circunstancias casi insalvables, los recursos económicos se han aumentado, los recursos materiales, por mor, posiblemente, de lo que se padece en Económica y Hacienda, pues escasean, no todos les fían, no todos están dispuestos a cobrar diez mil folios en año y meses, no todos están dispuesto a cobrar el arreglo del coche un año y meses después de arreglarlo, y así un sinfín de cuestiones que hacen mucho daño al devenir del día a día de los profesionales de la concejalía de Servicios Sociales, además del hándicap de no contar con el personal necesario para poder tramitar, visitar e inspeccionar los diferentes expedientes. Quizás se creyó que eran unas concejalías, la de Economía y Hacienda y la de Servicios Sociales, que les iban a dar alegrías políticas, nada más lejos de la realidad. Los responsables políticos al frente de las mismas, de verdad de la buena, poco o nada pueden hacer, al igual que sus compañeros de otras áreas, pues no hay cash, donde único hay, y donde si se cobra bien y en tiempo y forma es en la Concejalía de Aguas, en Aguas de Telde, ahí sí se puede confiar y venderles lo que nos pida, o darles cualquier servicio, el ser dueño del 50 por ciento de la empresa mixta de Aguas de Telde y tener la presidencia y mayoría del Consejo de Administración, es rentable, seguirá siendo en todo los aspectos, hasta en el político.

Pruebe también

El Comentario – Mi Barrio – Ezequiel López – 24-10-2017

El barrio residencial de Jinámar, el mal llamado Polígono de Jinámar, sigue siendo noticia, la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *