El Comentario – Amén – Ezequiel López – 16-10-2017



Me hago eco porque según él escribe para millones de personas, o mejor dicho, le leen millones de personas, yo sinceramente creo que vuelve por enésima vez a exagerar como uso y costumbre. Por no decir, a decir mentiras, este hombre ha vuelto a intentar liarla en plena efervescencia sentimental de un ser dolido por la pérdida de un ser querido, por la pérdida de una madre, una madre que se había gozado a lo mejor, los improperios enmascarados en salva patria contra la persona de su hijo, que por otro lado, es uno de los políticos, a pesar de los pesares de algunos otros, que cuenta con un currículum político y personal, que ya quisieran poseer sus detractores, adversarios, curas tirados al monte y algunos cantamañanas. ¿Defectos?, ¡seguro¡, pero nada que se pueda comparar con las gamberradas que algunos, aprovechándose del oficio que ejerce y que aún cuenta con un halo de espiritualidad, que todavía una mayoría de la sociedad teme y prefieren más callar que acusar.

Este párroco muy conocido por sus palabrotas tan simpáticas, por comer hierba, por despreciar lo que viene de otros lugares, ya pueden ser botellas de aguas o personas de otra raza y tan gracioso que es. Contando con un precedente que se conoció y que de alguna manera no hizo gracia ninguna y él recibió la medicina que se merecía, ósea el afrento público y la llamada de atención para que no interpretara papel alguno cuando le interesa quedar bien ante sus “guanches”. El de “cabrooones” que tanta simpatía tiene entre algunos que como no lo conocen bien lo compran, quiso seguir fastidiando a la persona que un día con hechos y con palabras le indicó que su camino no era el mismo que él seguía, por lo tanto lo más oportuno era que se apartara, ósea que siguiera haciendo el payaso con sotana o sin ella pero lejos de su presencia. Cualquier persona que se vista por donde se debe, con ese hecho sucedido en la iglesia de La Concepción con la Virgen de testigo, no molesto más a esa persona y como buen ministro del Dios cristiano, rezaría para que me perdonara y si creo que el pecado lo tiene él pues rezaría por él y suculum, no sería un pesado y menos seguiría alegrando al público que le gusta el circo del populismo barato que él suele alimentar con sus vídeos y rezados irrespetuosos dedicados a nuestra fauna y patrimonio, haciendo sus sketh televisivos burlándose de profesionales y hasta de la mismísima historia, alzándose como el dueño y señor de la única verdad de la historia canaria, contando con sus correspondientes adeptos que como el que habla es cura, todo lo que dice va a misa.

Pues el personaje en cuestión no contento con lo vivido en La Concepción, tuvo el atrevimiento de querer acosar a esa esa persona que se se ha podido considerar insultada, vejada, burlada en lo político y personal y que no quiere saber nada de él, pues el hombre intentaba que en un día tan señalado, que cuando llegara a la iglesia de San Sebastán y de La Virgen del Rosario de Agüimes con su madre en cuerpo presente le viera celebrando la eucaristía, ¡fuerte cara señores y señoras!, igual tenía todas las buenas intenciones del mundo, sin duda, pero creo que no era el momento ni el lugar para buscar un posible encuentro con alguien que sencillamente no quiere saber nada de usted. En este caso, la sensatez corrió por cuenta de un propio compañero de trabajo y párroco de la iglesia del lugar, el párroco del lugar contaba con el apoyo de otro compañero cura y cuando le vio allí, le invitó a marcharse de la iglesia por que no quería líos, dice él que salió por la puerta de atrás de la iglesia, que no era su intención de formar líos, aunque el papa quiere que se formen líos, ¡yo me quedo asombrado!, así vuelve loco a cualquiera de los de él. Dice el susodicho que no pone en su escrito el nombre del párroco de Agüimes para salvaguardar su identidad, ¡fuerte mala hebra, como si no se pudiera conocer su nombre, pero quienes le conocemos, sabemos que es su manera de operar. Dice que le echaron a la calle de mala forma, y deja caer que el cura de Agüimes, cierra puertas a tantos, e incluso a los mismos sacerdotes.

En fin, una vez más esperpéntico el proceder de este personaje que posiblemente en su oficio de cura haga un papel encomiable, pero desde que se disfraza de vocero mal educado, independentista interesado y de teatrero barato pierde toda credibilidad. Me alegro mucho que el cura párroco de Agüimes haya puesto freno a una, de tantas, metedura de pata que quería cometer este personaje. Felicitar al cura párroco de Agüimes por evitar que no tan solo una familia afectada sufriera más en el momento menos oportuno, sino que a lo mejor, la mayoría presente no le riéra la gracia y entonces si que se hubiesen enterado y escandalizado, de verdad de la buena, millones de personas. Creo que alguien debe de decirle que sus guancherías estrafalarias y adulteradas no tienen cabida y que si no fuera cura, no habría dios que le soportara.

Pruebe también

El Comentario – Más de lo mismo – Ezequiel López – 25-10-2017

Ayer se volvió a meter la pata, si lo quieren reconocer lo hacen y si …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *